Daño patrimonial a Tonantzintla podría sumarse a las denuncias contra Leoncio Paisano

 

Plaza de Tonantzintla antes de la destrucción.

 

Zazil Dorado Luna / José Omar Moreno García 

19 de abril 2021

 

Después de la destrucción material y cultural en el centro de Santa María Tonantzintla para intentar construir un Barrio Smart, impulsado por el ex edil de San Andrés Cholula, Leoncio Paisano, vecinos de la comunidad expresaron lo que tuvieron que pasar en el proceso penal en su contra y la actualidad de la situación.

 

“El concepto de Smart Cities empezó en Europa hace cerca de una década. Es una idea que se basa en la incorporación de tecnología para gestionar una ciudad, pero ha ido evolucionando y migrando a una visión más social, ahora una Smart City tiene que estar centrada en los problemas del ciudadano. Lo que existe no son ciudades completas como tal, sino más bien barrios o distritos.” (Los Barrios Smart de Puebla no tienen nada de inteligentes, Lado B, 16 de marzo 2018)

 

 

La idea barrio smart, significa inclusión, respeto del medio ambiente y ahorro de recursos, enfocados en la solución de las necesidades de las personas que habitan el lugar, pero en San Andrés Cholula el gobierno intentó imponer proyectos sin consulta y ajenos a las necesidades de las personas originarias en el municipio, lo que terminó en una arbitrariedad que destruyó el puente y el reloj ubicados en la plaza principal y construidos el siglo antepasado.

 

En entrevista para el programa “El Telar”, Lily, vecina e integrante del Comité, comenta que la comunidad se encontraba dispersa cuando el proyecto Barrio Smart llegó a la localidad y, por diferencias de opinión se realizaron las obras en contra de la misma. La denuncia penal realizada en 2018 en contra de Leoncio Paisano, por abuso de autoridad reveló que sí hubo una afectación a Tonantzintla.

“Todo el primer cuadro de Tonantzintla estaba considerado en el proyecto, con locales de venta, comida gourmet, parquímetros y plumas para acceder al lugar.”  Juan Carlos Flores

 

Posterior a la destrucción Leoncio Paisano y Oscar Palacios quien era secretario de Gobierno, hicieron una serie de compromisos que no cumplieron. La comunidad se organizó y ganó la suspensión de la construcción del barrio. 

 

El abogado Juan Carlos Flores, quien ha llevado el caso, dijo que el período de Paisano fue “de un gobierno prepotente, que realizaba trabajos en beneficio de intereses privados con corrupción sin importar la opinión de los pueblos”, hoy está encarcelado debido a los delitos de abuso de autoridad y peculado por el supuesto desvío de 42 millones de pesos. 

 

Como resultado de esta destrucción Santa María Tonantzintla, demandó a Paisano en 2018 por abuso de autoridad y destrucción del patrimonio cultural, por lo que el agente del ministerio público adscrito a la Unidad de Investigaciones de Hechos de corrupción en el ámbito municipal, giró un oficio al juez de amparo dando a conocer la denuncia y pidiendo que se integre todo el expediente, es así como los estragos en el pueblo de Tonantzintla podrían integrarse a las denuncias contra el expresidente panista; se calcula que el costo de este daño es de 15 millones de pesos.



Don Lauro por otra parte comparte el deseo de “querer que nuestro pueblo crezca como ha venido creciendo hace 10-15 años, de cierto año para acá, del 2015 a la fecha han llegado las inmobiliarias quienes nos quitan nuestra cultura, identidad y nuestra forma de vida”. Por esta razón también comentan que aunada a las sequías, los pozos utilizados por los locales han disminuido sus niveles.

“Ellos no se integran al pueblo (inmobiliarias) […] eso le quita muchísima identidad a Santa María Tonantzintla”

 

Con el actual gobierno municipal se empezó a gestionar el resarcimiento del daño, aunque en ese entonces Karina Pérez Popoca no dió cabida al asunto hasta que no se resolviera el amparo. Hoy el proceso se encuentra en diálogo con Roberto Maxil presidente interino pero el Ayuntamiento comenta que no hay dinero.

 

Además de la pérdida material y cultural, existió otro daño: la división que se generó en el pueblo. Por último, hacen especial mención en preservar las acciones del Comité para las próximas generaciones y enseñarles lo que han obtenido debido a la acción de sus habitantes, que al mismo tiempo puede ser motivación para otros pueblos que pasan por situaciones similares. 

Aspecto de la plaza posterior a la destrucción.



Publicidad

Zazil Dorado Luna

Radialista y feminista con pasión por las letras. Interesada en proyectos ciudadanos y comunitarios.