Código de Ética

Somos un medio de comunicación comunitaria digital que busca proyectar de manera pública la imagen de quienes habitamos los pueblos originarios, visibilizando su vida y organización, principalmente de las poblaciones asentados en la región del Valle Cholulteca y Puebla Capital, re-significando su papel en la sociedad como agentes de transformación social.

 

El máximo órgano en la toma de decisiones de este medio es su dirección.

 

El presente código de ética regido a través de una serie de principios, deberá ser respetado y ser cumplido por quienes laboran y colaboran en este medio de información digital.

 

I. De las personas que laboran y colaboran en este medio.
  • Dar información fundamentada, verificando la información.
  • Promover el bien común.
  • Promover las costumbres y tradiciones de la región.
  • Difundir el ejercicio de los Derechos Humanos.
  • Generar contenidos educativos que incidan en la comunidad.
  • Promover la  política participativa y no representativa, convocando a la participación comunitaria.
  • Fomentar el respeto a la madre tierra.
  • Llevar la cámara, los micrófonos y los cuadernos a la comunidad para democratizar la palabra.
  • Promover las tecnologías libres y de código abierto para el desarrollo de los pueblos.
  • Queda estrictamente prohibido recibir regalos o pagos para la publicación de información, principalmente de servidores públicos y empresas. En caso de incurrir en esta falta, se dará por terminada la participación en este medio de comunicación.

 

II. Del respeto a los derechos humanos.
  • Números telefónicos y domicilios particulares de victimas de algún delito, por ningún motivo serán publicados, para evitar poner en riesgo a las personas.
  • En fotografías, el rostro de las personas victimas de un delito no serán publicadas sino se tiene autorización de la mismas o de los familiares, según sea el caso.
  • En la cobertura de operativos de seguridad pública, el rostro de las personas en las fotografías serán difuminados, sean policías o civiles, siempre que se considere que existe un riesgo.
  • En la cobertura de presuntos delitos, el rostro de las personas serán difuminados, tanto de autoridades judiciales como de civiles, y la información de datos personales se verá limitada a la proporcionada por las autoridades pertinentes.
  • Quienes integramos este medio de comunicación debemos dirigirnos con respeto a todas las personas con quienes se generan vínculos para llevar a cabo el quehacer informativo.
  • El lenguaje de la redacción deberá ser con perspectiva de género.

 

III. De lo no previsto en el presente Código de Ética

Cualquier asunto no previsto en el presente código de ética será revisado por la dirección para ser resuelto y conducirse bajo los principios de decir verdad, imparcialidad, transparencia, responsabilidad y profesionalismo.

 

 

Publicidad