Cervecerías y agua mexicana

A propósito del día internacional de la cerveza celebrado el 7 de agosto pasado, el equipo de Tequio Informativo decidió a bordar el tema del consumo de agua por parte de las empresas cerveceras y las problemáticas ambientales y sociales que esto acarrea.

En el país la industria cervecera se ubica entre las 14 actividades más importantes de la producción manufacturera del país, entre un total de 291 actividades. Desde hace 4 años México se ha posicionando como el 4° mayor exportador de cerveza, superando a países de tradición cervecera, como por ejemplo Alemania. El mayor mercado al que se exporta es el estadounidense, y la cerveza con mayor presencia en el mundo es Corona.

 

 

Los empleos que se generan de este sector ascienden a 55 mil empleos directos y 600 mil indirectos. Como dato curioso, el mexicano bebe en promedio al año 68 litros de cerveza. Ante esta información, y conociendo el enorme «monstruo» cervecero que representa México, la incógnita que sale a la luz es saber ¿Qué cantidad de agua se ocupa para elaborar esta bebida?

Como ejemplo, el 4 de marzo del 2019 se inauguro una nueva cervecera del grupo modelo en el municipio de Apan, en el Estado de Hidalgo. En 2017 el gobierno estatal compró los terrenos donde actualmente se encuentra la cervecería y además gestionó las concesiones para perforar 5 pozos de agua subterránea; Esto a pesar de las repetidas advertencias sobre el desabasto de agua en la región.

 

 

La producción inicial fue de 12 millones de hectolitros (hectolitro=100 litros) de cerveza anuales, con miras de incrementar a 24 millones de hectolitros al final. Si se considera los datos de exportación la mitad de producción y el agua que se usa para su elaboración salen fuera del país.

Para los habitantes de Apan existe una evidente desigualdad sobre el acceso de agua, pues los permisos para tener un pozo dedicado al riego les fueron negados a los grupos de agricultores de la zona con el pretexto de riesgo de sobre explotación de agua. Sin embargo, pareciera que las cerveceras no tienen algún problema con el uso de agua subterránea justificandola por la creación de empleos. Pero, ¿Hasta que punto el desgaste y destrucción ambiental es valida para incentivar la economía?

 

 

Las empresas que tienen el mayor control de Grupo Modelo son ABinBev y Constellation Brands, de capital Belga y Estadounidense respectivamente. Esta ultima en meses pasados llamó la atención internacionalmente por la intención de crear una planta cervecera en la ciudad de Mexicali, caso que indigno a los habitantes por la escasez de agua que vive en lugar. La organización comunitaria logró evitar la construcción de la cervecera en la localidad desplazándola a otra entidad, pero con la amenaza latente de regresar.

 

 

Finalizando, en sintonía al párrafo anterior, es importante resaltar las acciones y el poder que tiene la comunidad en general frente a estos proyectos, que aunque difíciles, los procesos de resistencia pueden impactar sobre la implementación de los denominados «mega proyectos de muerte». Los ejemplos sobran, como el caso de Mexicali, para tomarlos como batuta de lo que puede lograr el pueblo unido. 

 

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Publicidad

Alejandro Amaxal

Estudiante de Antropología Social, fotógrafo aficionado y apasionado del fútbol