¿Quiénes somos?

FM Cholollan es una Radio Comunitaria

Se integra por medio de un colectivo que reúne las risas y alegrías de niños y niñas, la organizaicón de amas de casa, la fuerza y conocimiento de campesinos, obreros, promotores de salud y de la cultura, así como las prácticas de académicos y profesionistas.

El total del Colectivo esta integrado por más de 30 personas que colaboran con programas radiafónicos y diversas actividades de la Radio Comunitaria y la Asociación.

Somos también una organización política ciudadana conformada por habitantes de comunidades Cholultecas y de la zona Izta-Popo, así como de ciudadanos que viven en la urbe. Entendemos la correlación entre el campo y la ciudad.

Somos ciudadanos en busca de una sociedad más justa.

Democratizar la palabra es nuestro camino.

En pocas palabras, Cholollan (lugar de la huida o agua que cae) es una radiouna casa habitada por voces que se revientan en la locura y el desorden de este mundo desigual, buscando algo que hasta hoy es el sueño de todo ser humano; justicia y democracia.

Nuestros ejes temáticos:

  • Lengua: Oralidad de los pueblos
  • Cultura: Costumbres y Tradiciones
  • Derechos Humanos
  • Democracia
  • Educación
  • Política
  • Medio Ambiente
  • Salud
  • Niñas(os)
  • Equidad de Género
  • Justicia
  • Entre otros habidos y por haber

Historia

Nació en 2009 como Axocotizin Radio (Venerable agua agria) durante una asamblea comunitaria en el pueblo de Tlaxcalancingo. Se transmitió por Internet y la población colocó altavoces para que en cada barrio de la localidad se escuchara la voz de la Venerable Agua Agria.

Contar con una radio para nuestra población fue elemental para hablar de nosotros; formas de vida, costumbres, tradiciones, lengua, así como de problemáticas cotidianas, políticas y sociales.

Sentimos que el aire es como el agua; son tan necesarias para la vida que no deberían tener precio ni dueño.

El aire y el agua también se asemejan a la comunicación; fluyen libremente como nuestra palabra.

Inauguración de Axocotizin Radio

Los derechos humanos no se piden ni se mendigan, se ejercen. En 2011, la voz de nuestro pueblo floreció y dio color a las ondas hertzianas del 104.5 de Frecuencia Modulada. Hubo una gran fiesta, pues de nada serviría una radio comunitaria si no expresa los dolores y las alegrías de su(s) pueblos(s).

En agosto de 2014 en una gran oleada de represión en Puebla, un operativo orquestado entre ministeriales, policias federales, además de agentes de inspección y verificación del Instituto Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión arrancaron esas voces que florecieron cobijadas de espranza en su derecho de gestionar, administrar y operar sus propios medios de comunicación.

Presentaron un oficio que venia desde la sala del juez que determina quién sí y quién no pasa al reino del espectro radioeléctrico. Nos contaron que era una inspección, que nuestra señal interferia con aviones y aparatos electrónicos. Al final arrancaron los cables y se marcharon.

IFT allana radio por no tener persisión o concesión

Nos despojaron de nuestro equipo; micrófonos, consola, computadora y transmisor, pero nuca de nuestra palabra.

Llegó la primavera de 2015, y esas voces reencarnaron.

Axocotzin se transformó en Cholollan, una radio comunitaria que se alimentó de bichos y semillas tan extrañas que hicieron correr sus raíces a lo largo y ancho del territorio Cholulteca y la zona del Iztapopo en el estado de Puebla.

Vemos como los medios de paga (de las empresas) y públicos (de los gobernadores) ganan más por lo que callan que por lo que dicen.

Los medios comerciales hablan de marcas, y los públicos de políticos, o personajes de alto status socioeconómico. Para ellos, nosotros solo somos cifras en un expediente.

Esos medios de comunicación hablan, piensan y deciden por nosotros, SIN NOSOTROS. Para ellos las comunidades, los pueblos, la sociedad más desprotegida y vulnerable solo existe en tiempos de elección, accidentes, conflictos, o cuando hay catástrofes naturales.

Contrario a ellos, los medios comunitarios son espacios propios de los pueblos, donde participan, comparten y difunden formas de vida y organización.

La repartición del espectro radioeléctrico en México es injusta. Lucharemos hasta estar nuevamente en el cuadrante, aún cuando el inicio del camino lo encontremos bloqueado.

Esperamos que nuestra lucha sea también tu lucha; por el derechos de las audiencias (ustedes seres humanos sujetos capaces de cambiar el trazo de la historia) y por el derecho a la libertad de expresión que pertenece a cada uno de nosotros como ciudadanos.

Somos un medio de comunicación participativo, comunal y popular en ejercicio permanente, inmediato, procavador, creativo y reflexivo.

Cholollan, Radio Comunitaria nace para Formar, Informar y Transformar.

 

Contáctanos