REBICI: un espacio para la lectura

Por motivo del día internacional del libro celebrado el pasado 23 de abril nos dimos a la tarea de contactar a María Guadalupe Huerta Morales, mediadora de lectura de la biblioteca de Lectura Cuesta Chica Piletas para platicar sobre la importancia de la lectura y la relevancia de su trabajo en la Red de Bibliotecas Ciudadanas infantiles (REBICI).

 

La Rebici es un organización que conjunta a diversas iniciativas que surgen desde la sociedad civil, muchas de ellas impulsadas por egresados de la BUAP.  La relevancia de estas iniciativas radica a partir de como la misma comunidad les da vida y los apoyan a subsistir, reflejando el interes de las personas para generar espacios para la juventud donde tengan un verdadero acercamiento con la lectura. Dentro de estos espacios se pretende cumplir con el derecho de los niños y niñas para ejercer la diversidad de lectura.

 

Lupita nos explica la importancia de la cultura escrita, un concepto usado para adentrarnos al mundo social a través de la lectura. De la mano de los libros, los niños pueden adentrarse dentro de ellos mismos para conocerse un poco más, pero también la lectura sirve como un portal para conocer otros contextos, conocer otras personas, una diversidad de opiniones que pueden explorar. La lectura nos permite mirar a uno miso y también son ventanas hacia los demás, formar empatía es un punto fuerte que nos regalan los libros.

 

El libro recomendado (muy especial para ella) es: Aventuras de la mano negra. Este libro infantil nos cuenta las peripecias que pasa un grupo de amigos en compañía de su mascota, una ardilla, a lo largo de sus aventuras como pequeños detectives. Junto a esta recomendación, Guadalupe nos platica sobre la importancia sentimental que tiene este libro, pues junto a su amiga de la infancia, leían y jugaban a ser detectives mientras más se adentraban al mundo a la lectura.  Esta recomendación despierta la curiosidad de los más pequeños, hace amena el acercamiento a los libros y se puede jugar, se puede «poner en práctica» la imaginación mientras se lee.

 

Otra recomendación que nos hace es sobre como podemos acercar a los jóvenes a la lectura. Nos sugiere que no debemos presionar a los niños a leer, ni imprimir un sentido de obligación a la lectura dado que podría generar un efecto opuesto y hacer este proceso una tarea tediosa. Ella considera que son los niños los que deben de acercarse a los libros a su manera, dejándolos libres de explorarlo de acuerdo a como ellos gusten; si quieren comenzar desde el final y terminar con el principio esta bien, pues se adueñan de la lectura. Ellos mismos deben de buscar otras maneras de interactuar con los libros.

 

En REBICI se pretende realizar esta labor generando espacios para socializar a través de la lectura; se busca que los libros sean compartidos permitiendo una buena convivencia social. Estas bibliotecas son hechas para construir comunidad, construir relaciones a partir de los libros.

 

Finalmente, Guadalupe nos invita a reflexionar sobre como pensar la lectura para todos; la lectura no es un asunto de niños y jóvenes, sino que también es un buen espacio de refugio y desahogo para los adultos, se puede encontrar palabras de aliento o simplemente uno puede salir de lo cotidiano. Por último, Lupita nos señala que la lectura no es buena por si misma, sino es una herramienta que nos permite imaginar, por lo que uno tiene que saber como sacar su máximo provecho dado que la imaginación nos hace libres, los libros nos hacen libres y es algo que como adultos no debemos de olvidar.

 

Les dejamos un pequeño video de Guadalupe Huerta donde nos da otra recomendación de «Los cuentos de Eva Luna, escrito por Isabel Allende».

 

 

Platicanos ¿Cuál fue tu primero libro que leíste? o recomienda nos tu libro favorito.

 

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Publicidad

Alejandro Amaxal

Estudiante de Antropología Social, fotógrafo aficionado y apasionado del fútbol