Liga de Balompíe Mexicana

El próximo 16 de octubre se tiene  planeado realizar el primer encuentro de la Liga de Balompíe Mexicana entre el Atlético Ensenada y Chapulineros de Oaxaca (si la pandemia lo permite), disputa que se jugará en el estado de Baja California. 

Este encuentro representará el inicio de un nuevo proyecto que busca ser una opción más en el fútbol profesional del país; un proyecto que no busca competir contra la consolidada Liga MX, como lo ha comentado su presidente actual Carlos Salcido, pero que pretende llevar este deporte a plazas donde no existe fútbol profesional o por lo menos hace tiempo ha dejado de existir. 

Hasta el momento hay 14 equipos confirmados de 20 posibles lugares representando una cuarta parte del territorio nacional:

  • Atlético Ensenada-Baja California Norte
  • Jaguares Jalisco-Jalisco
  • Halcones de Zapopan-Jalisco
  • Furia Roja Jesus Maria-Jalisco
  • Industriales Naucalpan-Estado de México
  • Neza FC-Estado de México
  • Acapulco FC-Guerrero
  • Chapulineros de Oaxaca-Oaxaca
  • Atlético Veracruz-Veracruz
  • Club Veracruzano de Futbol-Veracruz
  • Lobos BUAP-Puebla
  • Atlético Capitalino-Ciudad de México
  • Atlético Jalisco-Jalisco

Los requisitos que pide la Asociación Nacional de Balompíe Mexicano, de quien es presidente Victor Montiel, son:

  • Pago de derecho de franquicia por 5 millones de pesos.
  • Tener finanzas sanas.
  • Comprobar operatividad de 3 años en los cuales se pueda invertir una cantidad de 20 millones de pesos anuales.
  • Tener un estadio con una capacidad mínima de 5 mil aficionados.

Una de las principales características que ha llamado la atención de propios y extraños de esta liga es el formato que pretender desarrollar en su competencia:

  • Se realizará un torneo largo a dos vueltas. El primer lugar que quede al término del torneo se coronará como campeón.
  • Los equipos que queden entre el 2° y 5° lugar jugaran una semifinal para definir a un segundo campeón.
  • Ambos campeones disputaran la Súper Final (especie de campeón de campeones) a doble partido, en donde el partido final se realizará en casa del primer campeón. En caso de quedar empate se decidirá el resultado en rondas de penales.
  • Los equipos deberán de registrar 22 jugadores, de los cuales solo 5 podrán ser extranjeros, sin embargo solo 3 de ellos podrán estar en la cancha al mismo tiempo. Con ello se pretende que por lo menos haya 8 jugadores mexicanos en cancha.
  • Se implementará un tope salarial para los jugadores en los primeros años de la LBM,en el que el monto mínimo es de 20 mil pesos y el máximo de 150 mil al mes.
  • Los patrocinios de la liga y los derechos televisivos se repartirán por partes iguales entre todos los equipos. Sin embargo, cada equipo podrá tener sus patrocinadores particulares.

Estos son puntos importantes a traer a la mesa para considerar a esta nueva liga como una opción más de entretenimiento respecto al fútbol profesional. Por lo menos en el estado de Puebla veremos un panorama interesante al tener distintas plazas futboleras como es el caso del Club Puebla (Liga MX), Lobos BUAP (LBM) con su legendario director técnico «Pony» Ruiz  y posiblemente tengamos pronto el nacimiento del Zaragoza FC (LBM) en la ciudad de Teziutlán. Un panorama curioso pero algo incierto para estos equipos dentro del estado poblano.

Para finalizar, te compartimos un pequeño video en el que nuestros compañeros Alejandro Amaxal y Antonio Zermeño platican un poco sobre los pros y contras de esta nueva liga: 

 

 

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Publicidad

Alejandro Amaxal

Estudiante de Antropología Social, fotógrafo aficionado y apasionado del fútbol