La brecha digital: Exclusión social y las clases en línea

Texto: Eduardo Moreno.

A pesar de que el uso de las nuevas tecnologías (computadoras, celulares, etc.) se considera una actividad cotidiana, sobre todo en zonas urbanas, de acuerdo a las cifras del INEGI en México más de la mitad de la población no tiene acceso a estos medios.

El término Brecha digital surgió casi a la par del fenómeno de popularización de las computadoras de escritorio en la década de los noventas, para referirse a esta nueva forma de exclusión social.

La exclusión surge a raíz de que un sector de la sociedad tenga acceso a las nuevas tecnologías de la información y puede beneficiarse de poder estar al tanto de todo lo que sucede, mientras que otro sector queda rezagado al tener limitadas sus posibilidades de comunicación y de acceso a la información. Los ejemplos más claros se encuentran en los ramos laboral y educativo.

Imagen del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI)

Clases en línea cuando no todos tienen acceso a internet

A causa de la emergencia sanitaria las escuelas tuvieron que suspender las clases presenciales y buscar alternativas para evitar que el ciclo escolar se perdiera. Desde la Secretaría de Educación Pública (SEP) se le ha dado mucho peso a la modalidad a distancia impartiendo las materias en línea y realizando actividades de materia digital.

El problema de esta alternativa es que deja expuesta las graves deficiencias del sistema educativo a causa de la brecha digital.

Además de la desigualdad tecnológica (solo alrededor del 40% de los hogares en México tienen por lo menos una computadora en sus hogares) hay que sumar a la problemática el desconocimiento de muchos profesores y alumnos para impartir y estudiar usando las nuevas tecnologías respectivamente.

En el momento en que existe una división entre los alumnos que cuentan con las herramientas suficientes para aprovechar la modalidad en línea, y aquellos que no tienen las herramientas ni conocimientos digitales suficientes, se crea una brecha en la educación que genera una desigualdad en el acceso de oportunidades laborales, lo cual impacta de lleno en su nivel de vida.

Puebla y la brecha digital

El estado de Puebla es una de las cuatro entidades con menor proporción de usuarios con acceso a internet en el país con un 65.6%, casi todos ellos concentrados en la zona conurbada. Además ocupa el quinto lugar con menos porcentaje de personas que tienen un teléfono celular (65%) y es el octavo lugar

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •