Justicia para Rafael Murúa Manríquez, asesinado por su labor en la Radio Comunitaria Kashana

Rafael Murúa Manriquez, periodista comunitario de Baja California Sur asesinado este fin de semana, formaba parte del Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas.

Manifestación frente a la PGR Delegación Puebla.

Texto: Zazil Dorado | Fotografía: David Morales

 

El pasado 20 de enero se dió a conocer la desaparición y posterior asesinato de Rafael Murúa Manriquez quien fue fundador de Radio Comunitaria Kashanay  en Santa Rosalía, Baja California Sur. Rafael había sido víctima de agresiones desde 2017  y había contado con medidas de protección de las autoridades federales, aunque según personas cercanas a él las medidas de seguridad no estaban implementadas de manera eficiente.

 

“De 2000 a la fecha, ARTICLE 19 documentó un total de 122 periodistas asesinados en México. A escasos 2 meses de que comenzó el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, han ocurrido dos asesinatos con algún vínculo probable con su labor: Jesús Alejandro Márquez en Nayarit, el 2 de diciembre de 2018, y Rafael Murúa Manríquez, el 20 de enero de 2019, en Baja California Sur”.

 

El día de hoy se concentraron afuera de las instalaciones de la PGR, delegación Puebla ubicada en Cholula, representantes de varias radios comunitarias del estado de Puebla. Radio Cholollan, Radio Zacatepec y Radio Xalli, junto con personas de otros colectivos se pronunciaron por el caso de Rafael Murúa exigiendo justicia:

 

“Y al mismo tiempo para que todos los periodistas en México tengan garantía de seguridad y garantía de la libertad de expresión; pedimos que el Fiscal General de la República tome cartas en el asunto y hacemos un llamado también al señor presidente Andrés Manuel López Obrador, para que considere la situación de los periodistas como una situación emergente.”

 

También se demanda que haya justicia para los periodistas que en las administraciones anteriores fueron asesinados; así como el cese a las agresiones de los medios comunitarios, tal es el caso de Política y Rock and Roll, radio comunitaria ubicada en Hermosillo, Sonora,  que la noche de ayer fue víctima de robo, sin que hasta el momento se tenga claridad sobre los responsables.

 

Es así como se pidió llegar hasta las últimas consecuencias en  la investigación de estos casos y  que  el nuevo gobierno agregue a su lema de “no mentir, no robar, no traicionar” el respeto a la libertad de expresión de las comunidades originarias, ya que no es posible que un derecho tan esencial como es la comunicación y la libre expresión en México represente un peligro de vida.

 

Por su parte la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) condenó los asesinatos de los defensores de derechos humanos, José Santiago Gómez Álvarez y Noé Jiménez Pablo, en Chiapas; y del periodista José Rafael Murúa Manríquez, en Baja California Sur. Pues Noé Jiménez y Rafael Murúa eran beneficiarios del Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, operado por la Secretaría de Gobernación.

 

Comparte
  • 59
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    59
    Shares

Zazil Dorado Luna

Radialista y feminista con pasión por las letras. Interesada en proyectos ciudadanos y comunitarios.