Cerro Zapotecas: zona de diversidad biológica que debemos conservar

Texto: Zahira Aldana / Imagen: Internet

Debido a que el número de especies en el mundo disminuye a un ritmo acelerado a causa de la humanidad, la ONU instauró cada 22 de mayo como Día Internacional de la Diversidad Biológica, cada año con un tema diferente, en este 2020 es «Nuestras soluciones están en la naturaleza».

 

De acuerdo con las Naciones Unidas la diversidad biológica es la amplia variedad de plantas, animales y microorganismos existentes, tomando en cuenta las diferencias genéticas dentro de cada especie – por ejemplo, las variedades de cultivos, razas de ganado-, así como la variedad de ecosistemas (lagos, bosques, desiertos, campos agrarios,…) que interactúan con otros y su entorno (agua, suelo, aire).

 

Su conservación y uso sustentable son importantes para mantener ecosistemas sanos ya que la biodiversidad nos provee de servicios vitales para el bienestar  como humanos y el planeta, más del 80 por ciento de la dieta humana se compone de plantas, además, el 80 por ciento de las personas que habitan zonas rurales de los países en desarrollo, basan sus medicamentos en plantas.

 

También puedes leer:  Catálogo: Plantas Medicinales de Tlaxcalancingo

 

Otros datos importantes mencionados en la Evaluación Global de Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos es que un millón de especies están en peligro de extinción, que 3/4 partes de la superficie terrestre y 2/3 partes de los océanos han sido profundamente impactadas por las actividades humanas, existen cinco causas directas como el cambio de uso de la tierra y el mar, la sobreexplotación, el cambio climático, la contaminación y las especies exóticas invasoras. 

 

También, que están desapareciendo variedades y razas locales de plantas y animales domesticados, además, que en los últimos 50 años, la cantidad de personas en el planeta ha aumentado el doble, la economía global ha aumentado cuatro veces y el comercio internacional 10 veces, por lo que se usan más recursos de la naturaleza y  que la cantidad de plásticos desechados en los mares ha aumentado 10 veces desde 1980. 

 

Es por eso necesario que la población se involucre en la conservación y uso sostenible de nuestra biodiversidad, sobre todo en un país tan rico en este sentido como México que ocupa el quinto lugar con mayor diversidad biológica del mundo.

 

A pesar de solo contar con el 1% de la superficie terrestre del planeta, alberga entre 10 el y 12 por ciento de las especies conocidas de acuerdo con la  Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO), es el segundo país con más diversidad de reptiles, el tercero en mamíferos, quinto en anfibios y plantas vasculares y el primer lugar en cactáceas con un 77% de especies endémicas. 

 

Además, existen 182 Áreas Naturales Protegidas a lo largo del territorio nacional, que equivalen a más de 90 millones de hectáreas bajo esquemas de protección marina y terrestre, cuyos ecosistemas juegan un papel indispensable en la vida y la economía del país.

 

En este sentido, Puebla cuenta con cinco Áreas Naturales Protegidas que son: el Cerro Zapotecas, Sierra del Tentzo, Humedal de Valsequillo, Cerro Colorado, Lagos de Tepeyahualco y Guadalupe Victoria, que abarcan más de 143 mil hectáreas.

 

El Cerro Zapotecas fue declarado como ANP el 26 de noviembre de 2008 y en él predomina el bosque de pino-encino, también abundan diversas variedades de plantas, hongos y roedores que son el alimento para garantizar la sobrevivencia de aves rapaces. 

 

Sin embargo, una de las principales plagas que lo afecta es la del escarabajo descortezador (Dendroctonus mexicanus), que se reproduce al interior de la corteza de algunos árboles como los pinos, abetos, teocotes, entre otros y alrededor de 1.2 hectáreas del cerro han sido dañadas por este insecto, que afecta otras áreas boscosas desde Canadá hasta México. 

 

Aunado a estos males propiciados por estos seres vivos, de acuerdo al portal de transparencia Ojos Abiertos, hay poca información sobre su conservación y cuidado por parte del gobierno estatal y de las autoridades de los municipios en los que se encuentran, ya que cada ANP debe contar con un plan de manejo explicando las medidas y estrategias de conservación bajo lineamientos nacionales e internacionales para la conservación de ecosistema. 

 

Es por eso necesario que en conjunto instituciones y sociedad se de una educación ambiental y tomen medidas de conservación e información sobre la  biodiversidad habitante en el país y comunidades.

 

También puedes leer: Granja la Tierra Permacultura: una relación distinta con la tierra

 

 

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Publicidad

Zahira Aldana

Radialista apasionada, aprendiz de cine documental. Quiero contar historias de mujeres, pueblos originarios, migrantes y lo relacionado a Derechos Humanos.