Acahualtepetzin: El mercado y sus alrededores

Texto: Alejandro Amaxal – León Xicali
Fotografía: Alejandro Amaxal

La población siempre ha mostrado un interes sobre los lugares en donde pueda surtir sus articulos de primera necesidad, ya sea en centros comerciales, tiendas de la esquina, mercados, etc. La experiencia que se brinda en cada uno de estos lugares siempre es diferente de acuerdo al contexto en el que se encuentren dichos establecimientos. Los mercados han brindado desde hace mucho tiempo estos servicios, lugares en donde se promueve el consumo local, un trato directo de los dueños de los puestos con los consumidores y en especial un servicio y atención diferente; por todo estos es que consideramos como un pilar importante de la economía local, y Tlaxcalancingo no está excenta de esto.

Ubicado en la calle central norte, a un par de metros de la presidencia de Tlaxcalancingo, nos encontramos con el mercado más grande de la comunidad: el Acahualtepetzin. Su organización consta de un par de grupos los cuales ocupan distintos espacios de acuerdo a los días de la semana y que buscan vender productos variados a propios y extraños de la población.

Su historia se remonta a aproximadamente 15 años (de acuerdo a algunos locatarios) cuando el mercado se encontraba al lado de las canchas deportivas, en el kilómetro 6. Años después fue ganando espacio en las calles aledañas de la primaria Justo Sierra y la parroquia. Quien es de Tlaxcalancingo se ha de acordar sobre los coloridos puestos de ropa, comida y distintos artículos para el hogar que se instalaban desde temprano cada semana (todos los viernes) sin falta.

Sin embargo, fue en la administración de Jaime Coatl, el presidente de aquel entonces, cuando se decidió dar un espacio para algunos de los comerciantes y así crear un mercado propio de la comunidad. A partir de aquel entonces, a lo largo de la semana, los puestos “de planta” (ubicados debajo de la lámina) y los “itinerantes” (que ocupan el resto del espacio) de cada viernes ofrecen con gusto sus productos a los habitantes del lugar.

Ropa, lácteos, pollos, verduras, pescados, antojos, dulces, etc. son uno de los tantos artículos que encontraremos dentro del lugar. Solo aquel que no haya ido al mercado, ignorará sobre la variedad y la frescura de los productos que ofrecen los locatarios. No es de sorprenderse que no solo los habitantes de Tlaxcalancingo compren aquí, pues personas provenientes de colonias y pueblos aledaños recorren el camino para abastecer la despensa semanal; todo ello en parte por la calidad que ofrecen, por otro lado, el devenir de varios dueños de puestos hace que muchos de sus clientes vengan a buscarlos.

Pero el mercado no solo se remonta a los puestos que ocupan el lugar, sino su importancia recae también en el lugar en sí mismo. No se puede hablar del mercado sin tomar en cuenta los distintos espacios que lo componen: el salón social, el Dif de Tlaxcalancingo, las canchas deportivas y el cerro Acahualtepetzin, conocido popularmente como el “cerrito”.

Todos estos sitios se conectan ente sí, y generan una mejor convivencia entre los miembros de la comunidad; hay vida en el lugar. La gente genera sus experiencias en torno a las dinámicas existentes, y estas experiencias acaban como recuerdos que alzan al mercado (y el resto de los lugares alrededor) como un icono de la comunidad. Ya hace unos ayeres se veía que los fines de semana por la tarde en el lugar se reunían los chicos a jugar fútbol, basquetbol o algún otro deporte en particular, y que al terminar pasaban por los locales de alrededor por un helado o una botana. Tiempos buenos para retomar.

Es en este sentido que creemos pertinente hablar sobre el mercado y sus alrededores. No es solo un espacio físico, no solo se trata de la economía de la comunidad (muy importante, por cierto) sino buscamos señalar el proceso en el que se han formado los puestos y a su vez hablar sobre cómo impacta el lugar sobre el resto de la comunidad.

Invitamos a todos a compartir parte de sus experiencias, de sus recuerdos de este sitio emblemático de Tlaxcalancingo. Por último, dejamos un par de entrevistas y opiniones por parte de algunos comerciantes donde nos cuentan en voz propia como han obserbado los cambios en este mercado y donde cuentan parte de la historia del mismo.

https://archive.org/details/entrevistamercaditojoelcuatzoramiresselection

 

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •