Invitación: Radios Comunitarias, un espacio permanente de organización

Cuando una radio comunitaria cumple con su función, trata siempre de acompañar al pueblo.

 

En esta comunidad estuvo funcionando una radio comunitaria durante 5 años y 8 meses sin interrupción alguna. Era ya una costumbre que ciudadanos de la comunidad practicaran lo que socialmente se le conoce como comunicación popular.

 

A medida que en una comunidad o región encuentra su efervescencia -cultural, económica, social y política- la radio adopta el mismo estado.

 

En Puebla, en abril de 2014 inició una persecución contra organizadores comunitarios, hecho que hasta hoy perdura. Muchos de quienes fueron y son presos políticos, por lo menos una vez pudieron compartir su voz con el pueblo.

 

El descontento social y las arbitrariedades del Estado continuaron. Entre junio y julio del mismo año, en Tlaxcalancingo se inició una serie de asambleas informativas para dar a conocer las afectaciones que trajo las Reformas a la Ley Orgánica Municipal y del Código Civil. Reformas que aplicaron para los 217 municipios en el estado de Puebla. La radio comunitaria no podía estar indiferente a lo que el pueblo expresó.

 

El pueblo y la radio comunitaria

La radio sabía que no todos podían llegar a las asambleas informativas, por tanto, cuando uno sintonizaba la radio al día siguiente, ya se lograba escuchar la asamblea del día anterior que era trasmitida por la tarde y por la noche en una segunda emisión.

 

Esa era una de las funciones que cumplía la radio, además de transmitir la cultura en días como la celebración del Xochipitzahuac que año con año se realiza en Tlaxcalancingo, por mencionar solo una de tantas actividades.

 

La radio también es una escuela, una casa, donde mujeres, niños y hombres comparten su palabra y sus conocimientos mediante talleres y foros que organizaba la emisora.

 

El 04 de Agosto de 2014 se terminó la tradicional visita de la Virgen de los Remedios al templo de San Bernardino Tlaxcalancingo. Una vez culminada dicha visita, el pueblo acompañaba en procesión a la imagen de la Virgen de los Remedios hacia su templo ubicado en el cerrito de Cholula. Fue en ese momento -una vez casi vacío el pueblo- que un fuerte operativo (cerrando calles principales) de policías federal y ministeriales a lado de personal del Instituto Federal de Telecomunciaciones y Radiodifusión hicieron presencia en el domicilio donde rentaba la radio para su operación.

 

Los servidores públicos presentaron un oficio de inspección y verificación, sin embargo, terminaron por arrancar los cables y llevarse todo el equipo de transmisión, que por ende, llevaba toda la información que la radio comunitaria tenía.

 

Al despojar de su radio a la comunidad, en consecuencia se creo una desestabilidad, misma que no permitió que toda la información recabada por parte de la radio tuviera un canal de comunicación que le hiciera eco.

 

A medida que los oídos sordos del gobierno municipal crecían, comenzaron los frentes de organizaciones, unas más estables que otras. Regionalmente hubo una frente municipal, donde pobladores de juntas auxiliares que exigían la restitución de los registros civiles se unieron con la organización, hasta hoy vigente; Cholula Viva y Digna.

 

Durante ese proceso, colectivamente y mediante asambleas las comunidades decidieron hacer una toma simbólica y pacífica de la presidencia municipal de San Andrés Cholula a efecto de hacerse escuchar a efecto que les fueran cumplidas todo tipo de demanda.

 

Nunca se obtuvo tal resultado. Al contrario, hoy existen dos de cuatro presos políticos oriundos de San Andrés Cholula, además de 10 ordenes de aprehensión giradas a ciudadanos de la cabecera municipal y de las juntas auxiliares; incluyendo a gente de nuestra comunidad; Tlaxcalancingo. Todas estas personas tienen expedientes abiertos en su contra por defender los derechos y el patrimonio de toda una región, así como de comunidades enteras.

 

En esa crisis social de los movimientos y los organizadores también se encuentra la radio comunitaria.

 

Hubieron meses donde ya no se escuchó ni miró la radio, mostrándose entonces con un perfil bajo.

 

No se trato de la desaparición de la radio, sino de un proceso de re-organización.

 

Entendemos y sabemos la radio siempre será el canal de comunicación más inmediato. Sus frutos serán más visibles cuando el grueso de la población así lo vea.

 

¡Invitación a la levantada de radio! Por la libre prensa 

El resultado de ese proceso de organización es que para este 3 de Mayo (día de la libre prensa) la radio vuelve para quedarse, aprendiendo de sus aciertos y de sus errores. 

 

Asiste con toda tu familia a partir de las 11 horas, y disfruta la alegría de ser una comunidad integrada por la identidad de nuestra región.

 

El evento será en la plaza principal de Tlaxcalancingo, Km6, carretera federal Puebla - Atlixco.

 

Escucha la inauguración en vivo por www.fmcholollan.org.mx o http://giss.tv:8000/fmcholollan.mp3

  

Queremos hacerte parte, para tejer juntos un nuevo capítulo de la historia de nuestros pueblos.

 

Tu opinión es muy importante

Tu opinión es muy importante