Continúa la Defensa por Cholula, llaman a iniciar Investigación Arqueológica

Basamento de la Pirámide cubierto por lozas de concreto y material para construcción

 

Las obras del Parque Cholula apenas avanza un 10%, Arqueólogos junto a Cholula Viva y Digna solicitarán se inicie Investigación Arqueológica y mantenimiento a la Pirámide.

 

 

Texto Zazil Dorado  |  Foto Omar Aca

 

En junio de 2014 el gobierno del estado de Puebla emitió un decreto de expropiación sobre  los terrenos que están alrededor de la pirámide de Cholula, una de las más grandes en el mundo, con el pretexto de la construcción del “Parque de las Siete culturas”.

La noticia novilizó a los cholultecas de San Andrés y San Pedro, pues estos terrenos forman parte de el camino que toman  para la procesión de la bajada de la “Virgen de los Remedios” por lo que esta tradición se vería afectada a partir de las obras. Además nunca hubo claridad en el uso de los predios expropiados. A raíz de estas movilizaciones nace el movimiento llamado Cholula Viva y Digna, cuyo principal objetivo es la defensa del patrimonio histórico y cultural de estos pueblos.

 

La lucha por la vida

El pasado Jueves 21 de abril, se dieron cita  académicos, pobladores de Cholula e integrantes del movimiento Cholula Viva y Digna en la parroquia de San Andrés (Cholula). Se realizó una mesa redonda llamada “Destrucción, preservación y riesgos del patrimonio cultural cholulteca”. 

Explicaron entonces, qué es lo que está haciendo el gobierno del Estado de Puebla alrededor de la pirámide con su proyecto del Parque, y es que a partir de las movilizaciones de la gente de Cholula se pudo detener una parte del plan, pero no de manera definitiva, a pesar de que estos terrenos están protegidos por el decreto que dicta la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicas, Artísticos e Históricos (DOF 005-01-1993). Algunas afectaciones, ya muchas veces explicadas, atentan contra las costumbres, tradiciones y cultura misma de estos pueblos.

Académicos y ArqueólogosEn la mesa estuvieron Gabriela Di  Lauro, Anamaría Ashwell, Elvia de la Barquera, Sergio Suárez, Cecilia Vázquez Ahumada y Francisco Mendiola, para hablar desde su perspectiva sobre las obras que están realizando los constructores concesionados por el gobierno del estado de Puebla. Cada uno de los exponentes externó sus sentires y argumentos a favor de  la defensa de la pirámide de Cholula patrimonio histórico y cultural tan importante en nuestro Estado.

Gabriela Di Lauro quien forma parte del movimiento Cholula Viva y Digna, hizo una reflexión personal acerca de los acontecimientos que se han suscitado desde 2014, y es que cuando se habla de esta lucha “es una lucha que va más allá de la tierra y las costumbres. Es una lucha que respondió  a un vuelco del corazón que nos reunió a todos en un circulo de abrazo a la pirámide y, que después se extendió a una organización minuciosa llamada Cholula Viva y Digna”, que en palabras de Di Lauro, ha representado un dolor de cabeza para la administración presente al oponerse abiertamente a la imposición de proyectos basados en una visión de modernidad, en donde se busca que todos los pueblos sean semejantes pero se dejan de lado pequeños detalles tales como el cuidado por la tierra, el respeto a las tradiciones, la salud, las zonas sagradas, los modos tradicionales y milenarios de autogobierno y el agua.

Esta oposición ha generado persecución y encarcelamiento por parte de las autoridades, pero detrás de la organización está la gente que defiende una idea de desarrollo muy diferente a la de Rafael Moreno Valle, Leoncio Paisano, o cualquier otro inversionista.

En la intervención de Cecilia Vázquez Ahumada y Elvia de la Barquera, una investigadora del INAH  y la otra investigadora social, hablaron acerca de las luchas que han emprendido los pueblos originarios las cuales son “una lucha por la vida”, pues es oponerse a megaproyectos de minas, expropiación de agua, parques temáticos, o narcotráfico. En específico estos proyectos basados en una construcción racista de la cultura en donde las manifestaciones de la tradición y la cultura se banalizan y folclorizan a cambio de beneficios económicos, lo que lleva también a romper con las estructuras emanadas de los pueblos, pero al mismo tiempo, la amenaza al patrimonio cholulteca ha fortalecido identitariamente a Cholula y “nos ha hecho crecer como ciudadanos y miembros de una comunidad”, concluye de la Barquera.

 

La perspectiva arqueológica e histórica

Sergio Suárez, arqueólogo del  centro INAH Puebla, habló acerca del trabajo que ha estado realizando desde su llegada a este instituto en 1981, y el cual ha estado a cargo de la zona arqueológica de Cholula atendiendo rescates y sondeos, por lo que tiene conocimiento amplio acerca de la historia de este sitio.

El arqueólogo  menciona que desde hace 10 años aproximadamente no hay restauradores ni albañiles por lo que  ya no se realizan trabajos de mantenimiento dentro de la pirámide y se está cayendo, situación que es conocida por el gobierno estatal, y “a eso también se le llama destrucción”, dice Suárez.

Comenta que desde que se dio a conocer el proyecto del estado, un grupo de arqueólogos del INAH se ha dado a la tarea de dar argumentos para la no realización de este proyecto, pues implicaría la destrucción de la pirámide.

Francisco Mendiola que también pertenece al INAH Puebla habló acerca del papel poco claro que ha jugado este Instituto en Puebla con la serie de proyectos del actual gobierno, donde se puede observar que ha respondido más a cuestiones políticas, que a la preocupación por la preservación del patrimonio cultural y arqueológico de  Puebla. Ejemplo de esto lo podemos ver con el teleférico, el puente vial, y ahora el tren.

Indudablemente hay un daño del patrimonio cultural tangible e intangible, es decir, no sólo de la construcción sino del uso simbólico y ritual de los pueblos originarios con sus fiestas patronales de los barrios, y las procesiones al cerrito de la virgen de los remedios. Además hay una contradicción; la preservación y la investigación en este sitio ha sido aprovechado por la actividad turística, lo que sostiene a una parte de la sociedad por el ofrecimiento de diversos servicios que dependen en gran medida de la presencia arqueológica, -explicó Mendiola.

 

Defensa de la identidad y el patrimonio

Ana María Ashwell comenzó haciendo un llamado a no dejar la resistencia contra el proyecto del Parque al que ahora se sumará el tren turístico que llegará hasta la base de la pirámide, y ocasionará su destrucción en un plazo de 10 a 15 años, pues como lo mencionaron los arqueólogos ¡ya no se da mantenimiento a la estructura!.

“De lo que se trata es de no creernos esta idea de que el progreso se hace con cemento y destruyendo un patrimonio milenario”, continuó diciendo que la zona monumental ha sido sometida a una serie de proyectos que busca integrarla a la ciudad, por ejemplo la calle que atraviesa una parte de la base piramidal, la cual se hizo con 60 cm de cemento sobre el adobe, al igual que la construcción del puente vial hecho sobre la antigua ciénaga, donde se iba la gente a lavar la ropa… incluso se piensa que hubo chinampas en estos terrenos mucho antes que las de Tenochtitlán.

En otras palabras, este tipo de proyectos no se hacen pensando en las necesidades de la población local como es el uso comunal, sino en función de su utilidad mercantil y “se manda a las esquinas al que es pobre, al que es feo, con todo el racismo del mundo”, y además de todo servirá para seguir enriqueciendo a la familia y amigos de los gobernantes en turno; como es el caso del primo del gobernador, que tiene terrenos aledaños a donde pasará el tren turístico.

La solución que propone Ashwell es iniciar la investigación arqueológica en torno al sitio con laboratorios abiertos para que la gente pueda constatar la importancia de este sitio monumental.

“Ahora nos toca a todos juntos luchar por un lugar vivible y hay que agarrarles la palabra a los del INAH para proteger el patrimonio, pero esto sólo será con el apoyo de la población pues estamos en una situación grave donde está en riesgo hasta el agua. Transmitan a sus vecinos la importancia de este momento”, dice AnaMaria Ashwell.

Hasta el momento el proyecto se dejó en un 10% de lo planeado gracias a la resistencia que mostró la gente, resistencia  que no esperaba el gobierno de Rafael Moreno Valle y Leoncio Paisano.

 

Colecta de Firmas para Solicitar se Inicie Investigación Arqueológica

Por su parte, Cholula Viva y Digna pide a la población en general, apoye reuniendo firmas, para enviarlas al delegado de ICOMOS y al Secretario de Cultura e INAH, solicitando el reinicio de proyectos de excavación e investigación arqueológica y mantenimiento a la pirámide y zona arqueológica.

La metodología es la siguiente:

  1. Descarga el documento PDF e Imprimelo Descarga el Archivo 
  2. Recolecta las firmas
  3. Cuando hayas terminado la colecta de tus firmas, escríbe un mensaje privado a la página de facebook de Cholula Viva y Digna y te dirán donde entregar las hojas.

La fecha limite para entregar documentos es el lunes 30 de Mayo de 2016.

Las excavaciones e investigaciones arqueológicas, harán que el patrimonio cholulteca siga vivo.

 

 

Documento completo que se entregará a las instancias antes mencionadas

Solicitud de Investigacion by fmcholollan

 

¡Compartir es hacer Comunidad!

Tu opinión es muy importante

Tu opinión es muy importante