La CONAGUA intenta cerrar pozo artesanal en San Andrés Cholula

CONAGUA y empresa concesionaria en Puebla

 

Texto y fotografía: Erik Coyotl

 

 

Las redes de agua potable en las grandes ciudades conducen el exterminio de las fuentes tradicionales de abastecimiento de agua, propias para la subsistencia de un núcleo familiar.

 

Se trata de la familia Formacio. Desde el miércoles 20 de junio inspectores de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) llegaron a su domicilio para hacer entrega de una orden de inspección, a fin de averiguar si dentro del predio existe alguna fuente de agua que usen o aprovechen quienes habitan en dicha casa habitación.

 

De encontrar uno o más pozos, los inspectores pedirían el título de concesión otorgado a algún miembro de la familia por parte de la dependencia federal para que puedan hacer uso, aprovechar u ocupar el agua que de allí brote, considerando (según lo suscrito en la orden de inspección) que el vital líquido es un bien de la nación a cargo de la Comisión Nacional del Agua.

 

Inspectores de la CONAGUAEran las diez de la mañana con quince minutos del día siguiente cuando los Inspectores arribaron al domicilio de nueva cuenta, ya listos para realizar la inspección. Solicitaron la presencia de Xochitl Formacio Mendoza, o de cualquier otra persona que funja como propietario, responsable, encargado, u ocupante del predio o domicilio a inspeccionar.

 

Extraño fue obtener uno de los nombres de quienes allí habitan, pues los familiares no habían tenido ningún contacto con funcionarios de la CONAGUA. Las únicas fuentes que pudieron haber revelado un nombre a quien conducir la orden de inspección, es el amparo y los datos que pudiera tener el Ayuntamiento de San Andrés Cholula.

 

Al término de la diligencia los inspectores no pudieron ingresar al domicilio, pues no se encontraba la persona a quien se dirigió la inspección.

 

Los vecinos dicen estarán alerta, debido a que en el documento de orden de inspección emitido el día miércoles 20 de junio detalla que “en caso de que no permita el acceso al lugar donde se realizará la diligencia o se oponga a su práctica, esta autoridad a efecto de cumplir la presente orden, podrá solicitar el auxilio de la fuerza pública”.

 

También llama la atención que esta inspección solo se haya dado en el domicilio donde habitan Xochitl Formacio y su padre; el Mtro. Roberto Formacio. Ambos fueron defensores del patrimonio cholulteca ante el proyecto turístico que el ayuntamiento de San Andrés Cholula impuso sobre las faldas del Tlachihualtepetl (cerro hecho a mano) donde se sitúan las pirámides de Cholula así como el Santuario de la Virgen de los Remedios, y actualmente se encuentran defendiendo los bienes naturales de dicha población ante la intromisión de la empresa que se adueñó del agua en la capital poblana.

 

La familia Formacio desde octubre de 2014, vive bajo la incertidumbre de una orden de aprehensión girada en contra de Roberto Formacio, derivada por la lucha en defensa del patrimonio cholulteca, siendo un proceso judicial que carece de avances ante el debido proceso por falta de atención de jueces y partes acusadoras (funcionarios del ayuntamiento de San Andrés), mientras que el resto de los activistas acusados por los mismos delitos hoy se encuentran libres de procesos judiciales.

 

 

El mercado del agua en Puebla

Recibos de la Colonia Emiliano ZapataA medida de quienes han denunciado dichas arbitrariedades a través de esta radio comunitaria, al día de hoy sabemos que al igual que la familia Formacio, entre habitantes de la cabecera municipal de San Andrés Cholula y la Colonia Emiliano Zapata, suman al menos siete familias que son hostigados por la empresa Agua de Puebla para Todos al tratar de realizarles cobros por concepto de agua potable, drenaje y saneamiento arriba de los $100 mil pesos, y hasta más de $1 millón de pesos.

 

La empresa concesionaria del agua en Puebla, emite recibos de cobro a la familia Formacio sin tener contrato, razón por la que en el recibo no hay nombre de propietario, ni de un titular de pago.

 

Recibo dirigido a la familia Formacio Mendoza

 

En Puebla, el agua era administrada por el organismo estatal del Sistema Operador de los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado de Puebla (SOAPAP), quien desde 2013 cedió todos los derechos para administrar y operar el servicio del agua, drenaje, alcantarillado y saneamiento a la empresa privada Agua de Puebla para Todos.

 

El dueño de la paraestatal es el Sr. Pedro Aspe Armella quien fue (de acuerdo a la investigación de Ernesto Aroche, periodista de la revista digital LadoB) Secretario de Hacienda en el gobierno de Carlos Salinas de Gortari, que gracias a sus relaciones de poder y negocios, Aspe logró abrirse las puertas en el gobierno de Rafael Moreno Valle, mismo que mantiene con su sucesor Antonio Galy Fayad.

 

 

La incertidumbre de las comunidades por el crecimiento de las redes de agua potable en tiempos privatizadores

Por las obras de ampliación de la Red del Agua Potable que el ayuntamiento de San Andrés Cholula inició en 2016 sin consultar a la población de San Bernardino Tlaxcalancingo, vecinos de la comunidad integrados en el “Comité Comunitario del Agua de Tlaxcalancingo” en busca de dialogar el proyecto, logró abrir mesas de trabajo con funcionarios del ayuntamiento.

 

Allí, en varias ocasiones expusieron que parte de la incertidumbre de la gente es que, habiendo redes de agua potable los pozos noria que perfora la comunidad para abastecerse de agua, ya sea para uso personal, para el campo o para el ganado, desaparecerían. Leoncio Paisano, siguiendo el razonamiento de Oscar Palacios quien es titular de la Secretaría de Gobernación de San Andrés Cholula siempre se dirigieron hacia al comité comunitario bajo argumentos jurídicos diciendo que es mentira que el municipio cerraría pozos. Palacios tiene la razón, porque no es jurisdicción del ayuntamiento.

 

Sin embargo, los integrantes del comité advertían a dichos funcionarios (incluyendo a Agustín Arias, quien es director del órgano Operador del Agua Potable en San Andrés Cholula) que no había seguridad de ello –pues aunque el ayuntamiento no tiene facultad para clausurar pozos, una vez instalada la red del agua potable, habría ya una obligación de uso al ser ésta ya la fuente de abastecimiento de agua, misma que provocaría una posibilidad de que los pozos tradicionales que las familias perforan en sus domicilios fueran cerrados por la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), ya que para el desarrollo de la obra denominada “Ampliación del Sistema de Agua Potable en la localidad de San Bernardino Tlaxcalancingo” cuenta con una inversión federal de $20 millones, 867 mil, 551 pesos. Y por parte del estado y del municipio, cada uno invertiría $6 millones, 995 mil, 850 pesos, según señala la Secretaria de Infraestructura y Transportes en un anexo técnico emitido por la CONAGUA.

 

Ante el argumento anterior, el ayuntamiento de San Andrés Cholula, principalmente por medio de Oscar Palacios, quien además es el jurídico de la comuna, se mantuvo hermético (aislado) de toda apelación ciudadana, y por el contrario, siempre se mantuvo alegando una mala interpretación de las leyes y de los beneficios de la obra en cada opinión que emitía el comité comunitario del agua de Tlaxcalancingo.

 

Ante la presencia de inspectores de la CONAGUA en Cholula, deja de ser incertidumbre el temor de perder los pozos que cada familia en Tlaxcalancingo ocupa como fuente de agua para abastecerse del vital líquido desde tiempos ancestrales, al igual que la familia Formacio Mendoza en la cabecera municipal de San Andrés Cholula.

 

Orden de Inspección por funcionarios de la CONAGUA by fmcholollan on Scribd

 

Acta de Visita por Inspectores de la CONAGUA by fmcholollan on Scribd

 

 

¡Compartir es hacer Comunidad!

Tu opinión es muy importante

Tu opinión es muy importante