La herencia de Moreno Valle: órdenes de aprehensión sin resolver (parte 1)

Foto: expresion.info

Rafael Moreno Valle
Foto tomada de: expresion.info

Parte
1 de 2

 

Es la madrugada del 7 de octubre del 2014, cerca de las 4 am., en la plaza municipal de San Andrés Cholula. Repentinamente bajan los policías municipales de sus camionetas y comienzan a repartir toletazos a diestra y siniestra. Poco importa quien recibe los golpes; hombres, mujeres y ancianos son tratados por igual. La gente corre para resguardase, unos suben al campanario de la parroquía de San Andrés para alertar a la población, otros más son detenidos por la policía. Así es como el “diálogo” que se había planteado entre los pobladores y las autoridades del municipio llega a su fin.

 

La gente que estaba en el lugar hacía guardia frente a la presidencia por la serie de protestas que se habían dado a raíz de las expropiaciones que el gobierno del estado y el municipal trataban de ejecutar a razón de la construcción de un parque en los alrededores de la pirámide de Cholula.

 

A más de dos años de este suceso el resultado ha sido el encarcelamiento de cuatro personas, la construcción del Museo Regional de Cholula en donde antes estaba el Hospital Psiquiátrico, grandes planchas de concreto en donde había sembradíos de flores, y diez órdenes de aprehensión contra los cholultecas que han defendido su patrimonio cultural y arqueológico.

 

La mayoría de dichos procesos judiciales se han desechado por falta de pruebas, pero uno de ellos aún no logra liberarse de las acusaciones hechas por policías y funcionarios del ayuntamiento sanandreseño.

 

“No hay igualdad en la justicia (sic), el primer tribunal colegiado de amparo en materia penal decidió dejarme únicamente a mi el delito de despojo (que no alcanza fianza)” derivado del proceso 445/2014, dice José Roberto Formacio Ramírez.

 

Él, al igual que los demás cholultecas con órdenes de aprehensión por el caso de Cholula, también fue acusado por daños en propiedad ajena doloso, ataques a las vías de comunciación, motín, daños en propiedad ajena y privación ilegal de la libertad.

 

 

Las luchas de la comunidad

Roberto FormacioRoberto Formacio es habitante de San Andrés Cholula desde su nacimiento al igual que sus padres y abuelos; es licendiado en economía, se ha dedicado a la vida académica siendo catedrático de la BUAP los últimos 30 años, desempeñó cargos tradicionales eclesiásticos en el pueblo, participó en actividades agrícolas con su familia, y desde muy joven también se dedicó a la política dentro de la comunidad. Incluso llegó a contender como candidato a la presidencia municipal.

 

Al hablar de las luchas más significativas del pueblo de San Andrés, él recuerda la instalación del primer Consejo Municipal presidido por una mujer.

 

“Esto pasó debido a  que el gobernador Alfredo Toxqui Fernández de Lara no permitió la llegada de un presidente municipal ajeno al Partido Revolucionario Institucional (PRI) y la comunidad protestó fuertemente. Entonces se forma el Consejo Municipal encabezado por la señora María Zamora Tototzintle, primera y única mujer que ha gobernado el municipio de San Andrés”.

 

Otra lucha que ha dado el pueblo es cuando el presidente municipal Eliut Solís Tototzintle se declara en contra de la declaratoria de utilidad pública de todo el municipio con el afán de “impulsar la famosa modernización y el progreso de San Andrés”, donde se ponía a disposición amplias zonas agrícolas en manos de las inmobiliarias. En la actualidad –meciona Roberto Formacio– se encuentra Angelópolis, la UDLA, la IBERO y el TEC como polos de desarrollo urbano.

 

“Muchos pobladores se dejaron impresionar con el incremento del costo de la tierra; veían la puerta fácil de acceder a la riqueza vendiendo sus terrenos. Finalmente este proceso fue generando una migración enorme hacia el municipio”.

 

La llegada de estos polos de desarrollo y de migrantes afecta en algunas costumbres que se tenían en la comunidad. Por ejemplo el tlamanale que en la actualidad se traduce en dar dinero a la familia de un difunto, apoyo que anteriormente consistió en dar tortillas, arroz, frijol, y otros productos.

 

 

La llegada del PAN al poder

Formacio recuerda que “a finales de los sesenta y principios de los setenta el Partido de Acción Nacional (PAN) empieza a conformarse como un partido ayudado por la iglesia, y para el 75 ya puede contender en las elecciones. En ese tiempo muy libertarios y muy democráticos. Hoy ese grupo todavía  existe y están enquistados en el poder”.

 

Durante la entrevista, y en referencia al cambio de partidos en el poder, nos dice que “mientras los priistas se llevaban sillas, mesas y escritorios, los otros (del PAN) se llevan las tierras”.

 

Antes los gobiernos municipales eran del PRI y por supuesto obedecían al gobierno del estado del mismo partido, ahora el presidente del municipio es del PAN al igual que el gobierno del Estado, y por lo visto no hay independencia, ni municipio libre y soberano.

 

“Leoncio Paisano es un tipo sometido al gobierno del estado, sólo obedece a lo que el gobernador le indica, no tuvo la habilidad de abrir diálogo con la comunidad, debió buscar consensar lo del parque y probablemente la comunidad hubiera concedido algo”. Pues explicó que cuando fue la presentación del proyecto denominado en aquel entonces "parque intermunicipal o de las siete culturas" en un video se dieron cuenta que pegaba a la comunidad en puntos nodales como el panteón y el santuario de la virgen de los remedios, dándose cuenta que el deportivo junto con la zona arqueológica quedarían cercados.

 

Con voz de reclamo, nos expresa que –en ese momento es cuando la gente levanta la voz para decir ¡ya estamos hartos y cansados de los engaños del gobierno! Nos prometieron desarrollo y progreso con la zona de Angelópolis, con la UDLA, ¿y qué nos dieron? –Una escoba para barrer lo que era nuestro terreno. Éramos dueños de esa tierra, esa era nuestra forma de vida, de ahí obteníamos el sustento. ¡Pasamos de ser los dueños a los barrenderos!

 

 

El inicio de la protesta

Aproximadamente el 15 de agosto la gente se reunió para protestar por el proyecto, de ahí se citó a una asamblea en donde algunos trabajadores sindicalizados del INAH entregaron el proyecto planeado a la gente de la comunidad, cosa que ni el gobierno del  Estado ni el municipal quisieron hacer.

 

En ese momento confluyeron diferentes sectores como es el religioso, el académico que quiere proteger la zona arqueológica, el pueblo de San Andrés que defiende su espacio sagrado, un grupo de jóvenes hijos de los migrantes que se hacen llamar el Circulo de Defensa y los vecinos de Tlaxcalancingo.

 

El platón que se realizó en protesta al proyecto fue lo que obligó a las autoridades municipales y del gobierno del Estado llamar al diálogo.

Funcionarios de San Andrés Cholula y Puebla

“El encuentro se realizó en el curato de San Andrés y es realmente ríspido. Más que diálogo fue una confrontación que no llevó a nada, pues no había disposición de las autoridades por resolver nada. Más bien querían ver cómo nos maiceaban, cómo nos controlaban”.

 

Allí estuvieron presentes Leoncio Paisano y Blas López por el municipio, Manuel Alonso García, Enrique Nacer y Josué Ricardo García Pérez por parte del Estado…

 

Redacción: @Zazil Dorado

Entrevista y Foto: @Erik Coyotl

 

Lee la parte 2

 

Realiza un donativo

 

 

¡Compartir es hacer Comunidad!

Tu opinión es muy importante

Tu opinión es muy importante