Por accidentes en ampliación carretera, piden seguridad vecinos de Tlaxcalancingo

Congestión vehicular en Carretera Federal Puebla - Atlixco

Congestión vehicular en Carretera Federal Puebla - Atlixco

Erik Coyotl

 

Entre Tlaxcalancingo y Tonanzintla ocho accidentes, incluyendo el fallecimiento de una persona han sido provocados en menos de cuatro meses, por la nula seguridad vial en la construcción de la mega obra “Modernización de Súper Carretera Puebla - Huajuapan de León”.
 

El proyecto consiste en “modernizar y ampliar tramo carretero a 4 carriles de 3.5 metros cada uno, con ancho de corona de 21 metros (con acotamientos laterales externos de 2.5 metros cada uno e internos de 1.0 metro cada uno), con una longitud total de 36.0 kilómetros”, y según el Informe sobre la Situación Económica, las Finanzas Públicas y la Deuda Pública, elaborado por el gobierno federal en el primer trimestre de 2012, la obra tendrá un costo total de 120 millones de pesos.
 

La primera etapa de este proyecto concluyó a finales de 2013, hubo protestas por no consultar a la población en el diseño de la obra y por los mismos problemas de seguridad vial para ciclistas y peatones. Un comité de vecinos logró en negociaciones con la Secretaria de Comunicaciones y Transportes (SCT) se integrara un espacio especial para ciclistas y dos puentes peatonales; uno a la altura de la iglesia principal y la escuela primaria “Justo Sierra”, mientras que el segundo puente fue colocado a la altura de la secundaria y bachillerato de la comunidad.
 

Pasaron dos años y medio para que las obras se volvieran a retomar, aproximadamente en mayo de éste año. Y aunque no se han registrado protestas “masivas” como años anteriores, el pasado dos de septiembre del año en curso, un grupo de vecinos que viven a las orillas de la carretera federal Puebla – Atlixco, junto a los vecinos de la colonia Coyotepec perteneciente a Tlaxcalancingo, se manifestaron contra personal de la constructora, la SCT, y con la autoridad local por no ser consultados en la realización de dicha obra.
 

Puente peatonal removido por obrasLos inconformes solicitaron les sea restituido el puente peatonal que fue removido en el kilómetro siete de la misma carretera federal, que servía a padres que cruzan con sus hijos hacía la Estancia Infantil “Mundo Mágico II”, afiliada a la Secretaria de Desarrollo Social (SEDESOL).
 

Mientras el puente no es colocado, solicitaron al municipio de San Andrés Cholula el apoyo de la Policía de Transito, pasaron menos de dos horas y llegó un elemento, que se ausentaba por algunos momentos, y aparecía por otros para auxiliar a los transeúntes. El servicio solo fue proporcionado por ese día, únicamente en el acceso a la calle 16 de Septiembre, en Tlaxcalancingo. A la fecha, el resto del tramo en construcción no tuvo, ni tiene presencia de ningún agente de transito.

Desde el pasado dos de septiembre, los vecinos inconformes han girado un par de oficios, el primero a la presidencia de la localidad, y el restante al municipio de San Andrés Cholula.  Al presidente auxiliar de la comunidad le solicitan que “mientras duren los trabajos de ampliación de la carretera, se señalice el cruce y haya presencia de agentes viales”, mientras que al Municipio de San Andrés Cholula le solicitaron les “ayude colocando nuevamente el puente peatonal, reductores de velocidad, y un agente vial que permita cruzar de forma segura ya que las personas arriesgan su integridad física al querer cruzar la carretera (sic)”.
 

En el tramo de San Antonio Cacalotepec a Tonanzintla, desconocemos quién es la empresa responsable de la obra, mientras que en Tlaxcalancingo “Tecnología Avanzada en Redes Simus S.A. de C.V.” es la empresa sub-contratada quien está a cargo del tramo en construcción que va del km 6.5 al kilómetro 9.  La empresa no cuenta con sitio web, pero dice estar en Puebla, en la 107 poniente nº 313.
 

Cholollan Radio habló con uno de los trabajadores de la obra, quien pidió el anonimato para citarlo. Cuando se le preguntó del presupuesto designado para el tramo carretero en cuestión, solo dijo que los recursos son muy limitados. De las necesidades y los vacíos que tiene la obra, dijo que se van ubicando según las etapas del proyecto, sin embargo, enfatizó que “quien debe participar de forma muy activa es el municipio y no solo cargarle toda la responsabilidad a la SCT y a la constructora, porque el beneficiado es el municipio”.
 

Por momentos, un solo elemento cuida el transito vehicular y de transeúntes.A su vez, explicó que es una obra compleja por el congestionamiento y el flujo que tiene (la vialidad), y acusó al municipio de no involucrarse en la seguridad, pues dijo “es el municipio quien tiene que tomar acciones en cuanto a los elementos que debe destinar de forma diaria y constante -todo el tiempo- para que nos ayude con el flujo vehicular, sobre todo porque en la misma vialidad circula maquinaria pesada, pero la constructora no puede hacer todo porque tendría que destinar gente para abanderamiento, y realmente el automovilista no respeta el abanderamiento de los trabajadores”.
 

La obra, según el trabajador de la empresa “Tecnología Avanzada en Redes Simus S.A. de C.V.” debe ser concluida en noviembre.

 

 

 

 
¡Compartir es hacer Comunidad!

Tu opinión es muy importante

Tu opinión es muy importante